Noticias sobre Exams Andalucía

Entrevista a Jonathan Baum, Director de Exams Andalucía
23/09/2019 - Exams Andalucía de cerca
Entrevista a Jonathan Baum, Director de Exams Andalucía

“En los años 50, los padres traían a sus hijas a nuestra academia y nos pedían que ‘les pusiéramos’ un par de idiomas”

 

Exams Andalucía es hoy en día el centro examinador de Cambridge más grande de Europa por número de candidatos, y este año cumple 65 años de vida. Pocas empresas en Granada pueden presumir de gozar de tan buena salud a esa edad. Hoy queremos que conozcáis un poco mejor a nuestro director, Jonathan Baum, quien en esta entrevista nos cuenta cómo nació el Institute of Modern Languages (IML), y cómo ha cambiado en todo este tiempo

  • ¿En qué año y cómo nació IML Granada (ahora Exams Andalucía)?

Como parte de una gira turística por Europa, en junio de 1954 llegaron a Granada Nicholas y Eva Baum, mis padres, con sus dos hijos, Jonathan y Gabriel, y como tantos otros viajeros británicos de siglos anteriores, se enamoraron de la ciudad y decidieron pasar aquí el verano. Fueron meses maravillosos de exploración y de vivencias únicas. Tanto es así que, al llegar el mes de septiembre, tomaron la decisión de establecer su residencia en Granada y de matricular a sus hijos en el Colegio de Hermanos Maristas.

  • En estos 65 años, ¿la academia siempre ha estado ubicada en las mismas instalaciones de Puerta Real?

En octubre de ese año, mis padres recibieron una oferta que no pudieron ignorar: el propietario de la Editorial Mangold de libros de texto ingleses en Madrid les ofrece la oportunidad de abrir una academia de inglés en Granada que ellos dirigirían.  Así nace Idiomas Mangold en Granada, con sede en el emblemático Edificio Olmedo, en el número 1 de Puerta Real, donde siempre hemos estado.  Al cabo de dos años, la editorial les ofrece la academia en venta y deciden comprarla.  A partir de entonces se llama Institute of Modern Languages (IML) aunque en Granada hay aún mucha gente que lo recuerda como “El Mangold”.

  • ¿Qué recuerdos tiene usted de aquella época, en la que apenas era un niño?

Para dos niños londinenses de 10 y 9 años respectivamente, la Granada de mediados de los 50 era una ciudad de aventuras, de misterio y de permanente descubrimiento: desde paseos por las callejuelas de la Alcaicería y el Albaicín; juegos al escondite por los bosques de la Alhambra y por los Palacios Nazaríes; excursiones a Sierra Nevada en tranvía todos los fines de semana, y una apreciación muy cercana y constante de la influencia agrícola y ganadera sobre la ciudad.    

  • ¿Qué es lo que más le llamó la atención de la cultura española cuando llegó a Granada?

Sin duda, la increíble belleza del idioma.  Aun recuerdo cómo mi madre nos “tomaba” las lecciones que teníamos que aprender, y mi enorme satisfacción de saber utilizar correctamente las formas del subjuntivo de los verbos irregulares.  También me fascinaban las montañas.  Al venir de un país tan llano como Inglaterra, ver un paisaje desde la perspectiva de un pico elevado era siempre una experiencia increíble. De adolescente aprendí a esquiar – entonces no existían los remontes mecánicos – y hacía mucho alpinismo.  Aun hoy, siento una enorme atracción por los sistemas montañosos de España.

  • ¿En qué ha cambiado fundamentalmente su centro en estas más de seis décadas?

En las más de seis décadas que IML lleva impartiendo cursos de inglés en Granada, los cambios han sido sustanciales y muy acordes con los cambios radicales y visibles en la población de la ciudad.  En los años 50, los alumnos eran sobre todo mujeres jóvenes de la sociedad granadina que en esa época no iban a la universidad y a las que, según sus padres, había que “ponerle un par de idiomas”. 

Casi siempre venían a clase acompañadas por su madre o por otra mujer que las esperaba fuera de la clase y mostraban preferencia por que la clase la impartiera una mujer.  A medida que pasaban los años la edad de los alumnos iba bajando y en los años 70 y 80, el alumnado era mayoritariamente de edad escolar. Los padres empezaban a tener cada vez más claro la importancia del inglés para el futuro de sus hijos y se oía mucho el comentario de “quiero evitar a toda costa que mi hijo/hija tenga las mismas trabas laborales que he sufrido yo”.

Es interesante observar que ahora ya no tenemos clases de principiantes absolutos.  La gente joven ya tiene cierto nivel del colegio y lo que necesitan ahora es perfeccionar esos conocimientos, ampliarlos y, sobre todo, certificarlos.  

  • ¿Y la enseñanza del inglés? ¿Cómo ha cambiado en este tiempo?

Los cambios metodológicos han sido muy paulatinos y muy acordes con los nuevos    sistemas de enseñanza y los avances de las nuevas tecnologías.  En IML Granada somos escrupulosos en nuestras medidas de progreso y en los estándares de excelencia que exigimos al profesorado. Es por eso que siempre hemos sido muy cautelosos en adoptar nuevos sistemas, y nunca lo hemos hecho sin haber realizado antes pruebas exhaustivas de idoneidad.  No me interesa llenar aulas con alumnos sentados delante de ordenadores.  Lo que quiero es tener grupos homogéneos de edades y niveles para que el progreso sea también medible, homogéneo y sostenible, y todo esté guiado por una enseñanza excelente, moderna y acorde con los tiempos y necesidades actuales.  Esa es la clave del éxito de IML.

  • ¿Cuál cree que ha sido el secreto de Exams Andalucía para llegar a cumplir 65 años con tan buena salud?

A principios de los años ’80 desde la Universidad de Cambridge me invitaron a desarrollar y establecer los exámenes de certificación de lengua inglesa en Granada.  Estos exámenes se enmarcan dentro del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas del Consejo de Europa y son el referente de las certificaciones de lengua inglesa de  mayor reconocimiento mundial y prestigio internacional.  Este trabajo de Centro Examinador de la Universidad de Cambridge lo integré cómodamente a la actividad docente de IML bajo el mismo paraguas empresarial.  Pero a medida de que iba aumentando la necesidad y la urgencia por las certificaciones y en vista de la enorme expansión que estaba teniendo por toda Andalucía oriental, comprendí la necesidad imperiosa de separar la actividad docente de la academia de la actividad certificadora como Centro Examinador de exámenes de la Universidad de Cambridge.  En 2017, con más de 30.000 candidatos presentados a examen en Granada, Málaga, Almería y Jaén,  inauguramos Exams Andalucia y decidí separarlo de IML.     

Exams Andalucia nace de las necesidades de certificación lingüística que desde el principio de este siglo exigen el  mundo laboral, el académico y el profesional.  La certificación más prestigiosa y de mayor reconocimiento es la de la Universidad de Cambridge y es por la que he apostado exclusivamente desde el principio.  En el año 2015 conseguimos el Business Development Award de Cambridge English por la tremenda expansión geográfica que la empresa había emprendido que la convierte en el Platinum Examination Centre más grande de Europa por número de candidatos examinados. 

  • ¿Cuáles son los grandes retos a los que se enfrenta Exams Andalucía de cara al futuro?

Uno de mis grandes retos de Exams Andalucia es llevar los exámenes de Cambridge a los rincones más recónditos de la geografía andaluza.  Siempre he pensado que los jóvenes no deberían tener que desplazarse a cientos de kilómetros para presentarse a una convocatoria de Cambridge. He firmado acuerdos con cientos de colegios y ayuntamientos que se convierten en sedes de exámenes. Hoy día la mayoría de los candidatos a examen pueden examinarse en su universidad, su colegio o su municipio.

  • ¿Qué balance hace de estos 65 años de historia?

El balance de estos 65 años de historia de una familia de docentes ingleses afincados en Granada es positivo.  Hemos sido pioneros en la enseñanza del inglés, no sólo en Granada, sino en todo el país.  IML fue la primera academia de inglés que abrió sus puertas en la ciudad y por estas aulas han pasado ya tres generaciones de familias granadinas.  Sentamos precedentes en lo referente a la metodología de la enseñanza de idiomas, en la calidad de esa enseñanza y en una forma de impartir clases que jamás se había conocido aquí antes. 

Mis padres fueron auténticos innovadores en ese tema y la verdad es que hay un sector importante de la sociedad granadina que reconoce ese esfuerzo y lo agradece muchísimo por lo que ha significado para sus vidas. 

Yo he procurado seguir esa línea a la vez que he  ampliado el campo de actuación de la empresa para incluir toda la actividad que rodea la certificación de lengua inglesa de la Universidad de Cambridge.  IML/Exams Andalucia es el Centro Examinador más grande de Europa y uno de los cinco más grandes del mundo.  Y no es casualidad que la sede central de esta empresa multinacional y de prestigio internacional esté ubicada en Granada.   Esta ciudad nos acogió hace 65 años con enorme generosidad y cariño: el mismo cariño y agradecimiento que yo siempre sentiré por Granada. 

 

El periódico IDEAL Granada se hace eco de esta entrevista.

Podrás leerla a través de este enlace:

https://www.ideal.es/granada/anos-padres-traian-20190920221303-nt.html

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, de nuestra politica de cookies y privacidad o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador aquí